Seminarios

En el marco del Proyecto (PSICAS_HIST) y de las actividades de la Red Iberoamericana de Historia de la Psiquiatría, así como de diversos acuerdos de cooperación con instituciones académicas latinoamericanas, celebramos periódicamente seminarios de investigación en los que se exponen y debaten diversas investigaciones históricas que tienen como hilo conductor la relación entre psiquiatría y cambio social.

seminario-ferrari-(1)
sem_Fabregat
sem_silvana_veto

Las investigaciones tanto del concepto como de los procesos históricos de medicalización han sido muy prolíficas en la sociología anglosajona. Sin embargo, han tenido mucho menos auge en América Latina a pesar de que el discurso y la práctica médica se han expandido exponencialmente en la región. El objetivo de esta intervención mostrar los usos que en América Latina se han dado a este concepto y los alcances y limitaciones para: 1) analizar cómo se ha utilizado el concepto en la academia latinoamericana y, 2) analizar qué procesos de medicalización de la región han sido estudiados.

La investigación muestra que el uso de concepto mantiene las connotaciones negativas, ligadas al imperialismo médico y la opresión capitalista, con las que emergió en los años 70 del siglo pasado. Derivado de esta perspectiva teórica, los estudios sobre procesos concretos mantienen una postura ambivalente en la que por un lado se expresa desconfianza frente a la empresa médica tradicional pero al mismo tiempo se reclama la intervención del Estado en materia de salud. Estos desarrollos conceptuales son resultado de su aplicación en contextos de autoritarismo político y desigualdad económica en las que tanto el concepto de medicalización como el análisis de los procesos se mantienen ligados a una ideología crítica de izquierda.

En las décadas finales del siglo XIX Buenos Aires se plegó a la moda de la hipnosis. Entre los elementos que caracterizaron ese proceso, hay uno que cobra singular relieve: los grandes ‘hipnotizadores’ de la capital argentina fueron extranjeros (o más bien nómades), y la mayoría de ellos carecía de diploma médico. Si a título expositivo cabe hablar de un ‘hipnotismo porteño’, hay que añadir que tanto los experimentos o las demostraciones, como los textos producidos sobre la materia (libros, folletos, revistas), se debieron a la iniciativa de individuos que no habían salido de las aulas médicas. Ese ‘hipnotismo porteño’ conformó un terreno poroso y productivo, en el que cruzaron sus caminos algunos ocultistas bien intencionados, curanderos eruditos, médicos con pocos escrúpulos y sonámbulas con dotes inventivas.

El objetivo de este seminario es documentar los trabajos de algunos de esos hipnotizadores trashumantes en Buenos Aires. Ese análisis sirve, en primer lugar, para iluminar cuán valioso fue el rol de algunos agentes heterodoxos (espiritistas, magnetizadores, charlatanes) en el proceso de transferencia de conocimientos, objetos y vocabularios. En segundo lugar, para lograr una comprensión más acabada de la cultura sanitaria de fines de siglo, más puntualmente de un mercado de la salud en que los productos curativos ofertados por los médicos debían competir constantemente con los artefactos ofrecidos por competidores profanos. En tercer lugar, el estudio del campo del hipnotismo vale como mirador desde el que es posible aprehender con nuevos ojos la historia de la profesión médica. En el proceso que nos atañe cobraron singular protagonismo doctores que ilustran cuán dificultoso podía resultar a veces la clara demarcación entre medicina y curanderismo. A modo de ejemplo, exploraremos con cierto detalle el caso de Alberto Díaz de la Quintana, un médico de origen español que entre 1889 y 1893 fue en Buenos Aires el gran especialista en hipnotismo curativo.